Arzobispo mexicano: “No queremos más sangre, no queremos más muertes”

Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.

CIUDAD DE MÉXICO, 19 Ago. 19 / 09:38 pm (ACI Prensa).- Frente a los recientes crímenes que han golpeado diversas localidades del estado mexicano de Michoacán, el Arzobispo de Morelia y vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Mons. Carlos Garfias Merlos, aseguró que “no queremos más sangre, no queremos más muertes”.

“Con profunda preocupación y dolor nos hemos enterado de los últimos homicidios en Morelia y en otras localidades del Estado (Uruapan), así como en otros lugares de nuestro país”, dijo Mons. Garfias Merlos en rueda de prensa este 18 de agosto.

El 8 de agosto se registraron 20 asesinatos en la localidad de Uruapan. Los criminales dejaron algunos cuerpos colgados de un puente de la ciudad, mientras que otros fueron encontrados desmembrados.

El 16 de agosto, cerca de Morelia, fueron encontrados otros dos hombres asesinados. En modalidad similar a los crímenes de Uruapan, los cuerpos fueron desmembrados y uno de ellos fue colgado de un puente.

El Arzobispo de Morelia señaló que “en los últimos días hemos tenido encuentros con el Gobierno del Estado. Carlos Herrera, secretario de gobierno, ha tenido la disponibilidad de sumar esfuerzos para que juntos implementemos estrategias para recuperar y construir la paz”.

“Como Arzobispo de Morelia quiero decir que no queremos más sangre, no queremos más muertes. No queremos más dolor ni más vergüenza”.

“Como pastor de esta porción del pueblo de Dios, me uno al clamor de los que sufren las consecuencias de las violencias”, añadió.

Mons. Garfias Merlos hizo además “un llamado a las autoridades para que cumplan con su tarea de investigar y dar con los responsables. Así mismo convoco a la sociedad civil en general, para que se involucre y participe en la construcción de un Michoacán y Guanajuato que valore la vida, la dignidad y los derechos de cada persona, haciéndonos capaces de encontrarnos como hermanos”.

“Los obispos hemos señalado que el tema de la inseguridad y la violencia se deben abordar como un tema de salud pública que permita asegurar para el mayor número de personas el beneficio de la seguridad y de la paz”, dijo el Prelado, recordando la Exhortación Pastoral “Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida digna”.

“Este enfoque de salud pública supone que todos somos corresponsables para aportar y cooperar para superar la crisis: el gobierno, los empresarios, las iglesias, las organizaciones sociales y la sociedad civil en general”, señaló.

Etiquetas: México, Asesinatos, violencia, Obispos de México, Iglesia en México, Asesinato