25 de agosto de 2021 3:50 pm

Activistas provida lanzan campaña para pedir a demócratas detener avance del aborto

Por: Matt Hadro

Manifestación del 17 de agosto en apoyo de la Enmienda Hyde en Raleigh, Carolina del Norte. Créditos: Erin Paré

El grupo provida Susan B. Anthony List está realizando una campaña publicitaria multiestatal para convencer a los miembros demócratas del Congreso de Estados Unidos de dejar de apoyar el aborto financiado con fondos federales.

La campaña que se anunció la semana pasada apunta a 20 demócratas y tiene entre sus estrategias las visitas puerta a puerta en los estados y distritos de donde son originarios los miembros del Congreso.

Además, se cuenta con anuncios digitales, llamadas telefónicas a los electores y una gira de prensa por tres estados.

La vicepresidenta de comunicaciones y portavoz nacional del grupo Women Speak Out, Mallory Quigley, afirmó que “la mayoría de los estadounidenses se oponen a que los contribuyentes financien el aborto”.

Lamentablemente “la mayoría de los demócratas no tienen ningún problema en ignorar a sus electores cuando votan al unísono por la industria del aborto”, agregó.

Además, resaltó que los senadores y representantes “que insisten en obligar a los contribuyentes a financiar el aborto” tardío sin límites verán las consecuencias de “su extremismo en las urnas”.

El grupo CatholicVote participó en la gira de prensa, que se detuvo frente a las oficinas de los miembros demócratas en Raleigh, Atlanta y Tuscon. CatholicVote informó que líderes de grupos estatales provida y decenas de activistas locales participaron en los mítines.

Los 20 demócratas a los que se apunta con la campaña incluye al senador recientemente electo Raphael Warnock, el Senador Mark Kelly, y los representantes católicos Tim Ryan, Tom O'Hallerhan, Cindy Axne, Matt Cartwright, Vicente González, Peter DeFazio y Conor Lamb.

Estos miembros del Congreso se oponen a la Enmienda Hyde, una disposición provida que prohíbe la financiación federal de abortos voluntarios. La enmienda se introdujo por primera vez en 1976 y se aprueba cada año como un anexo a los proyectos de ley presupuestarios.

Existen políticas similares en otras partes del proceso de financiamiento federal que prohíben el financiamiento de abortos a nivel internacional y nacional.

El presidente Joe Biden, que alguna vez fue partidario de la Enmienda Hyde mientras estaba en el Senado, ahora se opone a la política y la excluyó en su solicitud de presupuesto al Congreso para el próximo año fiscal.

Los líderes provida también advierten que además de los esfuerzos para eliminar la Enmienda Hyde de los proyectos de ley de asignaciones, un paquete presupuestario de 3.5 billones de dólares podría incluir gastos de miles de millones en atención médica, pero sin protecciones provida.

Si se aprueba este paquete sin contemplaciones a la vida de los niños por nacer, podría resultar en una mayor financiación de los abortos y la cobertura del aborto.

Una votación final sobre el paquete presupuestario se realizará en septiembre, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

Traducida y adaptada por Harumi Suzuki. Publicada originalmente en CNA.

Etiquetas: Aborto, Aborto en Estados Unidos, campaña, provida, movimientos provida