17 de mayo de 2022 10:10 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 27 de junio de 2022 5:10 pm

A católicos y ortodoxos en Ucrania “nos unen el amor a Dios y a la Patria”, dice sacerdote

Por Ana Paula Morales

Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.

Un sacerdote católico en Ucrania asegura que el ecumenismo se ha fortalecido en medio del sufrimiento de la guerra contra Rusia, pues católicos y ortodoxos ucranianos están unidos por “el amor a Dios y a la Patria”

Entrevistado por ACI Prensa, el P. Antonio Vatseba, Provincial del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) en Ucrania, aseguró que a los católicos y ortodoxos ucranianos “nos unen el amor a Dios y a la Patria en este tiempo difícil de guerra”.

Sin embargo, lamentó que eso “no sucede con la Iglesia Ortodoxa perteneciente al Patriarcado de Moscú”.

Las tensiones entre Ucrania y Rusia escalaron desde marzo de 2021. El 24 de febrero de este año, Vladimir Putin, presidente ruso, ordenó el inicio de la invasión de Ucrania.

De acuerdo a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, al 17 de mayo de este año suman 3.752 muertos, entre ellos 250 menores de edad.

Además, ya son 4.062 heridos, entre ellos 365 menores.

ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para refugiados, estima que más de 6 millones de personas han huido de Ucrania a países vecinos desde el 24 de febrero, y al menos 2,9 millones necesitan asistencia dentro del país.

Sin embargo, las tensiones entre ambos países han estado presentes durante muchos años, pero un punto crítico reciente ocurrió en 2014, con la toma de la península de Crimea, hasta entonces parte de Ucrania, a manos de Rusia.

El P. Antonio Vatseba dijo que “después de la anexión de Crimea por Rusia, los que más sufrieron fueron los habitantes de Crimea”, pues “se vieron obligados a abandonar la península debido a la persecución política, religiosa o étnica”.

Además, señaló que “el pueblo tártaro en Crimea, que es el pueblo originario de la península, está siendo oprimido en sus derechos”.

Algo similar, dijo, le ocurrió a la Iglesia Greco Católica Ucraniana y a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, las que “no tuvieron la posibilidad de trabajar libremente en el territorio de la península”, estando a punto “de suspender allí sus actividades religiosas”.

Para el sacerdote, a pesar de los conflictos, los cristianos en la región “son un buen ejemplo de fidelidad a Cristo, sobre todo en estas circunstancias tan difíciles”.

El P. Vatseba destacó que en lo que va de la guerra se han recibido refugiados en las parroquias tanto de la Iglesia Católica como de la Iglesia Ortodoxa. “Algunos solo llegan a pernoctar por una noche y luego continúan su viaje al extranjero, o hacia la parte occidental del país, otros se quedan por tiempo indeterminado”.

Además, señaló que las parroquias “son puntos de recogida de ayuda humanitaria”.

El sacerdote católico resaltó que el comienzo de la guerra, el 24 de febrero, coincidió con el inicio de la Cuaresma, el 2 de marzo.

“Es evidente que el estar especialmente unidos a Dios en este tiempo por la oración intensa, la penitencia y las obras de caridad nos ayudará a sobrellevar esta situación que estamos viviendo”, dijo.

El P. Vatseba resaltó también que “mucha gente ahora se acerca al sacramento de la Penitencia y de la Eucaristía, porque son el perdón y el amor de Cristo los que nos dan la paz interior que ahora falta debido a la amenaza externa de la guerra”.

Etiquetas: Iglesia Católica, Ecumenismo, Ucrania, paz en Ucrania, ucranianos, Guerra en Ucrania, Guerra entre Ucrania y Rusia, guerra de Ucrania, Guerra Ucrania