Mensaje del Papa Benedicto XVI a las poblaciones de Jordania, Israel y Palestina al finalizar la Audiencia General del 6 de mayo
Miércoles 6 de mayo de 2009

Mis queridos amigos: este viernes dejaré Roma para emprender mi visita apostólica a Jordania, Israel y los Territorios Palestinos. Quisiera aprovechar en esta mañana esta oportunidad a través de las estaciones de radio y televisión para saludar a todos los pueblos de esas tierras. Estoy deseando estar con vosotros y compartir vuestras aspiraciones y esperanzas, así como vuestras penas y dificultades.

Llegaré como peregrino de paz. Mi primera intención es visitar los lugares santificados por la vida de Jesús y rezar en ellos por el don de la paz y la unidad para vuestras familias y para aquellos que tienen su casa en Tierra Santa y en Medio Oriente.

Entre los numerosos encuentros religiosos y cívicos que tendrán lugar en el curso de la semana, habrá reuniones con representantes de las comunidades musulmanas y judías que han dado grandes pasos en el diálogo y en el intercambio cultural.

De manera especial, saludo de todo corazón a los católicos de la región y os pido que os unáis conmigo en la oración para que la visita dé mucho fruto para la vida espiritual y cívica de todos los que viven en Tierra Santa. ¡Que todos alabemos a Dios por su bondad!. ¡Que todos nosotros seamos personas de esperanza!. ¡Que todos nos mantengamos firmes en nuestro deseo y esfuerzos por la paz!

Comentarios