Chocolate

Dirección: Lasse Hallstrom.
Producción: Alan C. Blomquist, David Brown, Kit Golden y Leslie Holleran
Guión: Robert Nelson Jacobs.
Elenco: Juliette Binoche, Judi Dench, Johnny Deep.

Con cinco nominaciones para el Oscar, esta película es una de las producciones más anti católicas de los últimos tiempos, y una clara muestra del neopaganismo que ataca abiertamente a las virtudes cristianas.

Por un lado, la "heroína" es una encantadora vendedora de chocolates que se muda a un pequeño pueblo francés para abrir su tienda durante el tiempo de Cuaresma, y que con su encanto, convence a los mismos pobladores para que la ayuden a moldear sus deliciosos productos y venderlos en una feria que planea realizar en Pascua. Por otro lado, el "villano" es un creyente católico aristócrata que alienta a los pobladores a mantener el espíritu cuaresmal, que se caracteriza por la sobriedad y la abstinencia.

En una burda caricatura del catolicismo, el mensaje de fondo de la película es que el problema con nuestra sociedad es una religión que nos obliga a negar nuestros propios placeres. Pero, incluso si esto fuera verdad, ¿podemos ver a nuestro siglo como un tiempo de restricciones y cohibición? Es así como Chocolate se esfuerza por impulsar, bajo el nombre de "tolerancia", la indulgencia de la sensualidad y del consentimiento. Dirigida a un público en particular que ignora el verdadero valor de la fe, la película es una buena muestra de la crisis de nuestros días.

Comentarios