Cargando...

Video revela práctica de abortos en hospital con presencia de la Iglesia en Barcelona

BARCELONA, 15 Oct. 12 / 11:45 am (ACI).- Un video entregado a ACI Prensa revela la práctica del aborto en el Hospital San Pablo de Barcelona (España), en cuyo patronato participan representantes de la Arquidiócesis de esa ciudad.

El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach, ha negado en repetidas ocasiones que en el Hospital San Pablo se realicen abortos.

La filmación, que acompaña esta nota, presenta a una mujer embarazada de alrededor de 40 años, cuya identidad se mantiene en reserva, a quien los profesionales de la salud del centro médico español le ofrecen practicarle pruebas médicas –la biopsia de corión y la amniocentesis–, para detectar si el niño en el vientre tiene Síndrome de Down, y así proceder a la "interrupción voluntaria del embarazo" (aborto).

Consultado el médico por si el aborto se podría realizar en el Hospital San Pablo, este admitió que "aquí en el hospital, prácticamente no hacemos interrupciones de embarazo a no ser que sea un problema digamos extremadamente grave. Pero la ley sí que le permite, dependiendo de qué tipo de problema tiene el hacerlo".

"Si no es aquí, es en otro sitio", aseguró el galeno.

El médico recomendó a la madre gestante realizarse la prueba prontamente, pues si se pasan de las 21 o 22 semanas, "la ley pone muchas pegas (dificultades) para tomar decisiones luego para interrumpir el embarazo".

"Si, por ejemplo, (el niño) tiene un síndrome de Down y pasamos de las 22 semanas de embarazo, podemos tener problemas para, si usted no quiere continuar el embarazo, para hacer una interrupción legal del embarazo (aborto). Porque todo va por plazos, por límites de semanas de embarazo", dijo.

En el video, el médico del Hospital San Pablo también admite que, si la mujer está dispuesta a tener un niño con Síndrome de Down, "no tiene mucho sentido hacer la prueba (amniocentesis), pues no nos sirve la prueba más que para decidir si continúas o no el embarazo, si sale alguna alteración. No es posible hacer ningún tratamiento".

En una carta publicada en la prestigiosa revista Linacree Quartely, en abril de este año, el Dr. Esteban Rodríguez, integrante de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, denunció que "en estos días, más del 90 por ciento de niños diagnosticados con síndrome de Down antes del nacimiento terminan en un contenedor de deshechos biológicos".

"Miles de vidas alrededor del mundo serían salvadas si no hubiera prisa en diagnosticar el síndrome de Down, si el diagnóstico fuera pospuesto para el tiempo cuando la protección de vidas de estos niños estuviera garantizada por la ley".

En una reciente entrevista con Europa Press, el gerente del Hospital San Pablo, Xavier Corbella, aseguró que en este centro médico "no se practican interrupciones del embarazo voluntariamente, se practican interrupciones médicas del embarazo".

Corbella explicó que esto se refiere a casos como el de "una madre que tiene un riesgo vital, tu vida corre peligro, tu feto es inviable, entonces se practica una interrupción médica del embarazo".

Sin embargo, señaló que se remitirá a otros hospitales a quien llega "como mujer a realizar una interrupción voluntaria del embarazo".

De acuerdo a Europa Press, al ser consultado por el tema, el Arzobispado se remitió a la Consideración del embrión humano, emitida por el Institut Borja de Bioètica de la Universitat Ramon Llull (URL), que admite que "en caso de conflicto grave, estamos a favor de la decisión responsable y tomada en conciencia por parte de los afectados".

El pasado 2 de octubre, José María Simón Castellví, miembro del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (Pastoral de la Salud) y Presidente de la Federación Internacional de Médicos Católicos (FIAMC), lamentó que en el caso del Hospital San Pablo "no se puede hacer mucho hasta que se cambie a los responsables", en referencia al jefe del Servicio de Ginecología, Joaquim Calaf Alsina, conocido promotor del aborto en España.

Simón Castellví aseguró que incluso en los embarazos más complicados, "ni siquiera en países difíciles, en África, se debe matar a un feto. Eso no existe", desbaratando el argumento esgrimido por el médico del Hospital San Pablo retratado en el video, y del gerente del mismo centro de salud.

El P. Custodio Ballester, párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat en Barcelona, afirmó que "la realidad del Hospital de San Pablo es tozuda. La pertinacia con la que se practican abortos –sobre todo eugenésicos– es evidente".

"Sostener que la presencia institucional de la Iglesia en hospitales que realizan abortos y otras prácticas contrarias a la vida puede contribuir a restringir y hasta a evitar males mayores, es una entelequia irreal. La realidad que está en juego es la del ser humano -de cada ser humano- en todas las fases de la vida, desde su concepción hasta su muerte natural", señaló.

Para el P. Ballester, "el escándalo de la participación diocesana en esos hospitales no se arregla con el silencio cómplice ni con un cómodo colaboracionismo, o con unas bellas declaraciones de condena una vez al año, sino con la resistencia: con el testimonio público, valiente y arriesgado de los que creen que la Vida del hombre es Sagrada", señaló.

Con esto, el presbítero criticó a quienes "confunden la paz de Cristo con la paz de los cementerios".

Etiquetas: Aborto, España, Hospitales de Barcelona

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)