Cargando...

Se descubrió que un imán le tendió una trampa

Un tribunal de menores llevará el caso de la niña pakistaní acusada de blasfemia

Rimsah es liberada bajo fianza (captura Youtube)
Rimsah es liberada bajo fianza (captura Youtube)

MADRID, 26 Sep. 12 / 11:32 am (ACI/Europa Press).- El caso de la niña pakistaní de catorce años que fue acusada de blasfemia el pasado agosto por haber quemado supuestamente varias páginas del Corán, Rimsha Masih, lo llevará un tribunal de menores, según ha informado su abogado a la cadena estadounidense CNN.

El abogado, Tahir Naveed Choudhry, ordenó la transferencia del caso este lunes. La investigación policial ha permitido descubrir que la chica, que es cristiana, es inocente y que un imán le tendió una trampa.

"No hay pruebas legales contra Rimsha", declaró el policía Munir Jafri a la CNN.

El director de la ONG Human Rights Watch (HRW) en Pakistán, Ali Dayan Hasan, indicó que "esto es un paso previo al fin del caso" y "es algo que no tiene precedentes en los 25 años durante los cuales han estado vigentes las leyes contra la blasfemia en Pakistán".

La Policía presentó sus conclusiones al tribunal y la próxima audiencia se celebrará el próximo 1 de octubre. Normalmente, los tribunales paquistaníes suelen actuar en función de lo que recomienda la Policía.

Jafari ha asegurado que hay muchas pruebas que demuestran que el imán Jalid Jadoon Chishti tendió una trampa a la adolescente y que en realidad fue él quien destrozó las páginas del libro sagrado de los musulmanes.

Hasan destacó la importancia que tiene este hecho porque "nunca antes un acusador en falso había tenido que rendir cuentas".

Leyes contra la blasfemia

El director de HRW en Pakistán ha explicado que cuando se aprobaron las primeras leyes contra la blasfemia en este país, el objetivo era mantener la paz entre las distintas comunidades religiosas.

Pero un dirigente militar las endureció a mitad de la década de los años 80, introduciendo unas enmiendas que "convertían la blasfemia en un crimen capital", añadió.

"Estaban redactadas con un lenguaje ambiguo (...) y se transformaron en instrumentos de coacción y persecución", ha denunciado. "Las leyes se han utilizado de forma desproporcionada contra los grupos más débiles y vulnerables de la sociedad: minorías religiosas, mujeres, niños y personas pobres", agregó.

La mayoría de las víctimas de las leyes contra la blasfemia pertenecen a grupos religiosos minoritarios como los ahmadíes (de los cuales muchos suníes piensan que no son creyentes), según HRW y la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán.

El padre de Rimsha Masih, Mizrak, cristiano, subrayó en una entrevista con la CNN a principios de este mes de septiembre que ningún miembro de su familia cometería actos de blasfemia. "Respetamos el Corán igual que respetamos la Biblia", afirmó.

Según HRW, desde 1986 se han registrado 1.400 casos relacionados con el delito de blasfemia. Más de quince personas acabaron en el corredor de la muerte y 52 fueron asesinadas mientras esperaban que comenzara el juicio.

Teme por su vida

Rimsha, que fue detenida el 16 de agosto y posteriormente obtuvo la libertad bajo fianza, también fue entrevistada telefónicamente a principios de septiembre. Dijo que estaba feliz por estar con su familia pero que tenía miedo. "Temo que alguien pueda matarnos", admitió.

Según las conclusiones de la investigación policial, un vecino la acusó públicamente de haber quemado páginas del Corán para usarlas como combustible para cocinar. Cuando la Policía llegó, la arrestó.

Los abogados de Rimsha mantienen que el vecino la acusó para vengarse de ella porque no se llevaban bien. Creen que, posiblemente, a él le gustaba la chica y ella no sentía lo mismo por él.

Un representante de la familia ha señalado que varias ONG de Estados Unidos, Italia y Canadá han ofrecido ayuda a la chica y a su familia para salir de Pakistán. Pero ella dijo recientemente que quería quedarse en su país.

Hasan ha indicado que, digan lo que digan los tribunales o la Policía, la gente pensará lo que quiera pensar. "Desde luego, corre un serio peligro (...). Fue la acusación lo que puso en peligro su vida, y eso puede perdurar", ha explicado.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Pakistán, Rimsha Masih

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)