20 de marzo de 2020 12:23

Obispo: Crisis por coronavirus puede ser oportunidad para crecer como personas y comunidad

Redacción ACI Prensa

MOns. Oscar Ojea. Crédito: Conferencia Episcopal Argentina.
MOns. Oscar Ojea. Crédito: Conferencia Episcopal Argentina.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Mons. Oscar Ojea, manifestó que la pandemia del coronavirus COVID-19 debe mirarse también como una “oportunidad” para “crecer como personas y comunidad”.

Desde el 20 al 31 de marzo los argentinos deberán permanecer en sus casas y limitar sus salidas a la compra de alimentos y medicamentos. Todo esto con el fin de evitar nuevos contagios por el COVID-19 que hasta el momento lleva 128 casos y tres fallecidos.

El anuncio, que se suma al cierre de las fronteras, dado a conocer la noche del 19 de marzo por el presidente de Argentina, Alberto Fernández, contempla solo la apertura de supermercados, pequeños negocios, la industria alimentaria, farmacéutica, petrolera y periodística. 

En una Misa realizada el 17 de marzo para pedir por los afectados por el virus y sus familias, Mons. Ojea recordó que el aislamiento en casa debe ser una actitud obligatoria por parte de la ciudadanía porque el “cuidado y la responsabilidad personal” es “la mejor manera de cuidar a los demás”.

“La responsabilidad y el cuidado se oponen al miedo y al pánico. El miedo nos lleva a ocuparnos solo de nosotros mismos, a no pensar en los demás, a tener actitudes antisociales; el cuidado y la responsabilidad que parten del respeto y la delicadeza para con el hermano nos llevan a la solidaridad, al amor y al servicio”, aseguró.

En ese sentido, “la clave es ver esta crisis como una oportunidad. Nos encontramos ante un serio desafío. Todo desafío tiene de un lado una amenaza que tenemos que tener en cuenta pero también lleva oculto la posibilidad de crecer como personas y como comunidad”, consideró.

En su reflexión recordó la encíclica Caritas in Veritate, del Papa Emérito Benedicto XVI, la que invita a “una nueva imaginación de la caridad” donde “la caridad y el servicio al prójimo son creativos”.

Mons. Ojea explicó que “hay mucha creatividad en este nuevo servicio que se nos presenta de estar vinculados con distancia para comunicarnos, para sostenernos en la esperanza y para llevar adelante muchos modos de ayuda y de compañía” a través de los medios de comunicación y las redes sociales; “podemos experimentar a través de ellos un modo de crecer nuevo”.

También “hay otro modo de crecimiento que dilata el corazón y es la capacidad de mirar para los costados, de mirar a otros hermanos que están más lejos todavía de ciertos niveles de vida en la Argentina”, aseguró. 

A modo de ejemplo, citó a los 4400 barrios populares “donde viven millones de personas” que no les es “fácil estar en sus casas ya que necesitan salir para ganar el pan para sus familias día por día”.

En esos barrios también, recordó que también hay 666 casos de dengue por falta de cloacas y las aguas servidas.

Para aquellos que aprovechan este tiempo para leer, el presidente de la CEA aconsejó preguntarse “sobre nuestro modo de vivir y sobre la necesidad de cambios en tantos aspectos de nuestra vida”.

“Necesariamente estos días nos van a llevar a una mayor austeridad y a un mayor cuidado en nuestras costumbres diarias, por otra parte como habrá menos emisiones de gas en el planeta respiraremos un aire más puro y esto tal vez nos animará a provocar cambios”, manifestó.

Por último, Mons. Ojea recordó que “los creyentes tenemos la gran fuerza de la oración” porque “rezar más es rezar con más amor”.

En su reflexión, el presidente de la CEA alentó a pedir al Señor alivie la crisis económica que vive el país “y la que se va a generar a partir de esta situación tan compleja”, “queremos pedir también por todas las personas que están al servicio de los demás, los médicos, las enfermeras, los agentes sanitarios, todos los que entregan su vida al servicio de nuestros hermanos”.

Junto con pedir “de todo corazón” que “el Señor ponga rápidamente fin a este serio peligro”, Mons. Ojea rogó para “que prepare nuestro espíritu para vivir este tiempo, que no nos falte la serenidad y la paciencia”.

“En una crisis se pone a prueba la fibra más íntima de los pueblos. Que nosotros podamos demostrar en esta instancia difícil lo mejor que hemos heredado de nuestros padres”, concluyó Mons. Ojea.

La CEA insistió en esta necesidad del “cuidado y la responsabilidad personal” a través de un mensaje publicado este 19 de marzo. 

Etiquetas: Argentina, Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Oscar Ojea, coronavirus

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios