Cargando...

Murió Ramona Estévez, española de 91 años, tras 14 días del retiro de la sonda que la alimentaba

Murió Ramona Estévez, española de 91 años, tras 14 días del retiro de la sonda que la alimentaba

HUELVA, 06 Sep. 11 / 09:58 am (ACI).- Ramona Estévez, la mujer de 91 años a la que se le retiró la sonda nasogástrica que la alimentaba e hidrataba el pasado 23 de agosto, ha fallecido este martes 6 de septiembre alrededor de las 12:00 (hora local) en el Hospital Blanca Paloma (Huelva) donde estaba ingresada.

El 26 de julio Ramona Estévez sufrió un infarto cerebral lo que la dejó en un estado de coma profundo. En su caso, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía decidió el martes 23 de agosto, a pedido de los familiares, retirarle la sonda que la alimentaba e hidrataba.

Este caso generó dos denuncias de la plataforma pro-vida Derecho a Vivir (DAV). La primera para pedir el restablecimiento de la sonda nasogástrica a la paciente, medida que nunca se realizó.

La segunda se presentó contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, y contra el hospital Blanca Paloma por un posible delito de omisión del deber de socorro y otro de inducción o asistencia al suicidio.

El juzgado archivó estas dos denuncias porque, según fuentes de la Fiscalía onubense, la asociación "no es parte interesada en el procedimiento y no se aportan indicios de que haya habido delito".

Sobre el caso, el Obispo de Huelva, Mons. José Vilaplana, señaló hace unos días que "toda acción dirigida a interrumpir la alimentación o la hidratación constituye un acto de eutanasia, en el que la muerte se produce no por la enfermedad, sino por la sed y el hambre provocada".

En declaraciones a Europa Press, el hijo de la anciana, José Ramón Páez, aseguró que ha cumplido con la voluntad de su madre; mientras que el vocero del PSOE en Huelva, Mario Jiménez, dijo que el retiro de la sonda se dio en aplicación de la "ley de muerte digna" con lo que "se ha cumplido la ley, que en este país va por delante de los planteamientos religiosos".

Europa Press también dio a conocer el comunicado del Obispo de Huelva, en el que se explica que "hay que estar siempre de parte de la vida humana, cualquiera que sea su desarrollo o su situación existencial".

"Debemos estar a favor de los últimos, de los débiles, de los incapacitados para hacer valer sus derechos y, sobre todo, el derecho a la vida", añadió.

Al constatar que algunos buscan presentar el caso como un acto de "humanidad", Mons. Vilaplana ha recordado que "el único deber que tiene la sociedad, en relación a la enferma, es ayudarla a vivir, ya que la vida no es algo de usar y tirar".

"La dignidad de la vida humana no puede venir ligada al estado de conciencia o de inconsciencia del enfermo", precisó.

Tras elevar sus oraciones por Ramona Estévez, el comunicado concluía con la siguiente afirmación: "la muerte buscada o inducida, como tantas veces ha repetido Benedicto XVI, no es la respuesta al drama del sufrimiento".

El caso de Ramona Estévez recuerda el de la estadounidense Terri Schlinder-Schiavo, convertida en símbolo de una intensa batalla pro-vida, a quien también se le retiró la sonda que la alimentaba e hidrataba a pedido de su esposo y que muriera tras 13 días de agonía en marzo de 2005.

En Italia, un caso más reciente, el de Eluana Englaro, también conmovió a la opinión pública en el año 2009. La joven de 32 años también sufrió el retiro de la sonda que la alimentaba e hidrataba. Murió luego de 4 días de realizado el procedimiento solicitado por su propio padre.

Etiquetas: Estado de Coma, Eutanasia, Ramona Estévez

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)