Cargando...

Muerte de embarazada no fue por prohibición del aborto en Irlanda, aseguran pro-vidas

Muerte de embarazada no fue por prohibición del aborto en Irlanda, aseguran pro-vidas

DUBLIN, 15 Nov. 12 / 01:02 pm (ACI/EWTN Noticias).- Los defensores del derecho a la vida en Irlanda aseguraron que la reciente muerte de Savita Halappanavar, una madre embarazada en Galway, no fue causada por la prohibición del aborto en el país.

En declaraciones a ACI Prensa el 14 de noviembre, Ide Nic Athuna, portavoz de Youth Defense, señaló que "existen disposiciones dentro de nuestra ley y dentro de nuestra propia buena práctica médica, y en los hospitales nunca se niega el tratamiento a las mujeres embarazadas".

"El lobby abortista está creando un delirio mediático con esto", denunció.

Savita Halappanavar tenía 17 semanas de embarazo cuando acudió al Hospital Universitario de Galway, la noche del 20 de octubre, por un severo dolor de espalda.

Los médicos en el hospital determinaron que Halappanavar estaba sufriendo un aborto espontáneo.

Tras enterarse que perdería a su hijo, pidió varias veces un aborto, pero se le dijo que el equipo médico no realizaría tal procedimiento mientras el corazón de su bebé aún latiera.

El 24 de octubre, el niño murió, y su cuerpo fue retirado. La madre fue trasferida a la unidad de cuidados intensivos. Para el 27 de octubre, su corazón, riñones e hígado habían dejado de funcionar, y murió al día siguiente de septicemia.

El administrador general de la Sociedad para la Protección del Niño no Nacido, Paul Tully, remarcó que aún no se conocen todos los detalles del caso, y que las personas deben tener eso en cuenta.

"Lo que sabemos es que el aborto espontáneo y la infección pueden ser manejadas con un adecuado tratamiento médico. El aborto no es una medicina, no cura o trata ninguna patología", señaló.

Por su parte, la portavoz de Youth Defense coincidió en que las personas no deberían adelantar conclusiones sobre la tragedia. "Obviamente, este es un caso muy, muy trágico", dijo Athuna.

"Nadie conoce todos los hechos del caso porque se está investigando, así que es muy prematuro y probablemente irresponsable para el lobby abortista apresurarse y asegurar que los hechos son de tal manera", criticó.

Athuna indicó que "lo que sabemos es que las directrices de nuestro propio consejo médico especifican que los médicos no sólo están permitidos sino que están obligados a tratar a las mujeres embarazadas si surgen circunstancias peligrosas para ellas. Se llega al extremo de que un médico puede ser expulsado si no interviene, en casos como este donde la vida de la madre podría estar en peligro".

El esposo de la mujer fallecida, Praveen Halappanavar, dijo a la BBC que él "no tiene duda al respecto" de que su esposa estaría viva si le hubieran realizado el aborto.

Athuna dijo a ACI Prensa que no ha habido casos de mujeres que viajen o sean enviadas de Irlanda a Inglaterra para que les realicen aborto para salvar sus vidas.

"Podemos confirmar, porque hemos pedido esa información a la oficina central de estadísticas del Reino Unido, que las mujeres de Irlanda no están viajando a Inglaterra para abortos que salven sus vidas", dijo.

La líder pro-vida remarcó que "no hubo ningún caso que encajara en la categoría de abortos para salvar vidas en las clínicas inglesas". "Así que la realidad es que las mujeres no están muriendo porque se les niegue el aborto", remarcó.

De hecho, Irlanda es uno de los países más seguros en todo el mundo para las madres embarazadas. Sólo 3 de cada 100 mil mujeres mueren durante el parto en ese país, mientras que el promedio en Europa y América del Norte es de 14 por cada 100 mil.

El aborto en Irlanda está prohibido por una ley que data de 1861 y la Constitución de 1983 reconoce el derecho a la vida del niño no nacido "teniendo debidamente en cuenta el derecho equitativo a la vida de la madre".

En 1992, la Corte Suprema del país señaló que el aborto era legal si había riesgo sustancial a la vida de la madre como resultado de su embarazo.

Tras 20 años desde ese fallo, los legisladores se han abstenido de revisar la ley del aborto en Irlanda, dejando un proceso legal complicado para las mujeres que creen que necesitan un aborto. En abril, la cámara baja del parlamento irlandés rechazó un proyecto de ley que hubiera legalizado el procedimiento.

Tanto el Hospital Universitario de Galway como el gobierno irlandés han comenzado investigaciones sobre la muerte de Halappanavar.

"Este es un incidente muy, muy trágico", remarcó la portavoz de Youth Defense, "todo lo que sabemos hasta ahora es que esta mujer murió de septicemia, y lo que sabemos por los informes de la prensa es que la administración de antibióticos se retrasó excesivamente".

"Realmente tenemos que esperar por los resultados de estas investigaciones antes de que podamos especular más sobre el caso", indicó.

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, Irlanda

Videos destacados