Cargando...

En tiempos difíciles la poda en la Iglesia duele Perú dar buenos frutos dice Arzobispo

Mons. Ricardo Ezzati conversa con dos religiosas luego de la Misa de ayer (foto iglesia.cl)
Mons. Ricardo Ezzati conversa con dos religiosas luego de la Misa de ayer (foto iglesia.cl)

SANTIAGO, 16 Ago. 12 / 12:05 pm (ACI).- Al presidir la Misa por la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María ante cientos de religiosos, el Arzobispo de Santiago de Chile, Mons. Ricardo Ezzati, señaló que les ha tocado vivir tiempos difíciles y de "poda" en la Iglesia, que aunque duela dará buenos frutos.

Según señala la nota de la Conferencia Episcopal de Chile, el Arzobispo se refirió a la virtud de la esperanza cultivada por la Madre de Dios y alentó a los miembros de las congregaciones religiosas e institutos de vida consagrada a vivir en esperanza en tiempos de dificultades, de "poda", en la Iglesia.

"Nosotros tenemos el privilegio de vivir como Iglesia en un tiempo difícil. La poda siempre duele, la poda hace que el sarmiento bote unas lágrimas, la medicinas amarga que a veces tenemos que tomar para sanar de nuestras enfermedades no nos gusta", afirmó en la iglesia de Santo Domingo en Santiago.

Sin embargo, continuó el Prelado, "la poda es el inicio de un futuro diferente, de unos sarmientos que darán racimos abundantes y sabrosos, de una salud que se recupera para vivir en la plenitud y el gozo".

El Arzobispo también agradeció la vocación a la vida consagrada y destacó la fe de la Virgen María, que demuestra que la vida cristiana llega a su plenitud en la experiencia de creer en Dios, de "reconocer, sobre todo quienes han sido llamados a la radicalidad del seguimiento de Jesús, que sólo Dios basta".

Y luego se preguntó: "¿no será justamente éste el primer testimonio y el primer servicio, el más radical y más importante de nuestra vida de consagrados y consagradas para el hombre y la mujer de hoy? ¿No será reproducir en nosotros ese "sí" a Dios?

"Justamente, en este mundo marcado con tantos signos de secularismo, ¿no será nuestra radicalidad en el seguimiento de Jesucristo, la primacía de Dios en nuestra vida, el servicio más esencial que la vida religiosa está llamada a prestar al mundo de hoy? Yo estoy convencido que el primero de los desafíos de la vida consagrada hoy en la Iglesia es la radicalidad de ese ‘sí’ al Señor".

El Arzobispo alentó luego a volver al carisma de los fundadores: "y si alguna estructura pesada de la historia nos impide vivir al originalidad de nuestra vocación religiosa al servicio de los hermanos, no tengamos miedo a renunciar a esas estructuras para ser de verdad signos del amor de Dios en medio de nuestros hermanos, especialmente los más débiles".

La Misa fue concelebrada por unos 20 religiosos y contó con la participación de centenares de hombres y mujeres consagrados de las diversas congregaciones y de institutos de vida consagrada, además de laicos vinculados a esos carismas. En Chile hay cerca de 150 congregaciones femeninas y unas 50 congregaciones masculinas.

Etiquetas: Chile, Vida consagrada, religiosos

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)