Cargando...

Defensa del medio ambiente supone un cambio moral, dice el Papa

Defensa del medio ambiente supone un cambio moral, dice el Papa

VATICANO, 06 Ago. 08 / 08:35 am (ACI).- Durante un encuentro con cerca de 400 sacerdotes de la región del Tirol italiano realizado este miércoles, Fiesta de la Transfiguración del Señor, el Papa Benedicto XVI señaló que el cristianismo ha defendido el cuidado del medio ambiente basado en la conversión del ser humano.

Durante el encuentro a puertas cerradas, el Pontífice respondió durante poco más de una hora a seis preguntas planteadas por el mismo número de sacerdotes de la región, reunidos en la Catedral de Bressanone.

Algunas de las respuestas del Papa a las preguntas fueron luego resumidas a la prensa por el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi.

Según el P. Lombardi, cuando un sacerdote preguntó sobre la visión católica de la protección del medio ambiente, Benedicto XVI respondió subrayando que "Dios, como Creador, no puede ser tenido fuera de la historia".

El Papa señaló además que "no siempre se ha subrayado suficientemente la relación entre la enseñanza de la Iglesia sobre la redención y la creación. Este es un tema en el que los cristianos pueden practicar su fe, dando ejemplo con estilos de vida respetuosos del medio ambiente", dijo el P. Lombardi, describiendo la respuesta del Santo Padre.

Para el Papa, continuó explicando el vocero, el hombre que es conciente de que la creación le ha sido confiada por Dios, tiene un sólido fundamento para respetar el medio ambiente. "Pero si se niega a Dios, el mundo se ve reducido a mera materia y en un mundo cerrado en su materialismo, es más fácil que el ser humano se erija como dictador de las demás creaturas y de la naturaleza".

Como ejemplo de la visión cristiana de la relación con la creación, el Papa puso como ejemplo a San Pablo, al monaquismo medieval y, en general, al hecho que en la tradición cristiana, siempre han existido espiritualidades como la franciscana, sensibles al medio ambiente.

Respondiendo otra pregunta sobre la administración de los sacramentos a las personas que no están sólidamente formadas en la fe –especialmente el caso de padres que solicitan el bautismo de sus hijos–; el P. Lombardi señaló que Benedicto XVI respondió confesando que "cuando era más joven era más severo y pensaba que tratándose de sacramentos de la fe, fuese más problemático administrarlos con amplitud. Con el tiempo, comprendí que es necesario seguir el camino del Señor, abierto a la misericordia que acoge también a los que tienen un indicio de fe".

"Si podemos ver incluso una pequeña llama de deseo de comunión en la Iglesia, existe un motivo para ir en esta dirección", explicó.

Videos destacados