Cargando...

Card. Rivera distingue “escándalo del pecado” y “escándalo del testimonio cristiano”

MÉXICO DF, 30 Set. 03 / 02:07 pm (ACI).- El Cardenal Norberto Rivera, Arzobispo de Ciudad de México, afirmó que actualmente “nadie reconoce que ha cometido escándalo”, dejando de “vivir las exigencias de la fe”, teniendo “prisionera la verdad de Dios”. Durante la Misa que celebró en la Catedral Metropolitana, el Cardenal Rivera explicó que “hay un escándalo bueno que podemos dar los cristianos, cuando proclamamos nuestra fe en el espíritu y con poder, con todas sus exigencias, sin adulterarla para acomodarla y complacer al mundo”.

Luego, refiriéndose al Evangelio de ese día, el Purpurado señaló que “el escándalo al que hoy se refiere Jesús es al escándalo malo, que consiste en no vivir las exigencias de la fe, en tener prisionera la verdad de Dios”.

“Si nosotros decimos que profesamos el evangelio y después en la vida, somos injustos con el prójimo, insensibles ante las necesidades y el dolor, cínicos e incoherentes, impedimos a aquellos que nos ven que se acerquen a Jesús y a su evangelio, les impedimos que crean y tomen en serio los valores predicados por Cristo. Somos para ellos un escándalo”, agregó.

El Arzobispo subrayó que “quizá ninguno de nosotros quiera reconocer que es causa de escándalo para los demás. Que nosotros no somos el impedimento para que otros se encuentren con Jesucristo. Pero algo grave está sucediendo en nuestra sociedad y lo podemos descubrir al ver las transformaciones que se dan en el paso de la niñez a la adolescencia”.

“Muchos de nuestros niños –continuó– no sólo pierden la fe, sino que pierden los valores y los puntos de referencia para poder crecer como seres humanos. Nadie reconoce que ha cometido escándalo”.

“Todos decimos que simplemente hablamos con libertad, que nos manifestamos con sinceridad, que hicimos ver las cosas con realismo, que actuamos conforme a nuestras convicciones y de acuerdo a nuestras preferencias. Hablar de escándalo nos parece oscurantista y retrógrado. Pero las palabras de Jesús son verdaderas, son espíritu y vida”, resaltó.

Más adelante, el Cardenal Rivera pidió no contentarse “con evitar el mal que nos pone en riesgo de perder la vida eterna, evitemos también el mal que escandaliza a los demás”.

“No nos limitemos a dejar hacer el bien a los otros, aportemos nuestro granito de arena, pasando por la tierra haciendo el bien. Y Jesús, que paga hasta un vaso de agua, nos premiará generosamente”, concluyó.

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)