6 de marzo de 2015 4:19

Arzobispo de San Francisco atacado por lobby gay: Debo defender a los más débiles ante la mentira

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Mons. Salvatore Cordileone. Foto: Flickr Shawn (CC-BY-NC-2.0)
Mons. Salvatore Cordileone. Foto: Flickr Shawn (CC-BY-NC-2.0)

El Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), Mons. Salvatore Cordileone, enfrenta un intenso ataque del lobby gay tras decidir poner orden en materia de moral y doctrina de la Iglesia en las escuelas católicas de su arquidiócesis. En una reciente entrevista, el Prelado ha explicado que su deber es “defender a los más débiles ante la mentira”.

A inicios de febrero de este año, Mons. Salvatore Cordileone anunció la implementación de nuevas cláusulas en los contratos a los maestros de las escuelas católicas, con el propósito de evitar que los docentes minen la moral sexual con su comportamiento personal o se sumen al activismo público en posiciones contrarias a la doctrina católica, en temas fundamentales como el aborto y la defensa de la vida; o el mal llamado “matrimonio” gay.

Las nuevas disposiciones fueron recibidas con ira por el lobby homosexual, que encabezó ataques, protestas y amenazas contra el Arzobispo de San Francisco, quien es además Presidente del Subcomité para la Promoción y Defensa del Matrimonio de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB).

Un grupo de supuestos “padres preocupados” contrató los servicios de la empresa de relaciones públicas de Sam Singer, con el objetivo de atacar al Arzobispo y forzar la eliminación de las nuevas normas, manipulando a la opinión pública.

Además, ocho legisladores de California críticos de Mons. Cordileone le enviaron una carta el 17 de febrero exigiéndole retirar las cláusulas sobre moralidad.

En reciente entrevista con el sitio web Tempi en italiano, Mons. Salvatore Cordileone lamentó que exista “una gran confusión y una renuncia a usar la razón y a conocer los hechos” en torno a las nuevas normas para las escuelas católicas en San Francisco.

“Yo no puedo hacer menos que mi tarea de obispo y pastor que debe defender a los más débiles ante la mentira”, aseguró el Arzobispo, recordando que “siempre he escuchado a todos. He explicado que estoy dispuesto a añadir al reglamento otros puntos de la doctrina y he subrayado la diferencia entre público y privado, entre pecado y pecador”.

Mons. Cordileone lamentó que sus detractores “dicen que fomento el odio pero no entienden que la condena del error no es la misma que la de la persona. Además, como ya he dicho, se condena el pecado por amor a nuestra frágil humanidad”.

Esta “frágil humanidad”, señaló el Arzobispo de San Francisco, está sujeta “a las continuas solicitudes de la mentalidad que sugiere conductas contrarias a la dignidad del ser humano: me he quedado solo por el amor a nuestros muchachos y para que puedan vivir como santos”.

El Arzobispo estadounidense se dirigió, a inicios del año académico, a los docentes de las escuelas católicas de San Francisco, y les recordó que “debemos ayudar a los muchachos a ser santos. Estamos aquí para esto”.

“¿Y cómo se comienza? Es necesario partir de las virtudes heroicas de los siervos de Dios que son la humildad y la castidad, no como renuncias sino como fruto de la mirada sobre nuestro prójimo, criatura de Dios y, por lo tanto, no manipulable sino digno de respeto”.

Tras ese discurso a todos los docentes, muchos de ellos, dijo, “me pidieron conversar. Encontré mucha gente de buena voluntad que quería comprender cómo presentar a todos estas virtudes con decisión y caridad”.

“No me sorprende que tengan miedo a mostrarse públicamente. En estas cuatro semanas he sido atacado por todos los grandes medios y se ha creado un clima de cacería de brujas que creo ha intimidado a la mayoría”, lamentó.

Mons. Cordileone aseguró que “estos políticos, que me han acusado de querer controlar la conducta privada de los profesores, mienten”.

El Arzobispo recordó que en una carta les escribió “¿contratarías como líder de campaña a quien promueve políticas contrarias a las que defiendes, y que muestra falta de respeto hacia ti y al Partido Demócrata en general? Por otra parte, si conocieras un brillante líder de campaña que, aunque sea republicano, estuviera dispuesto a trabajar para ti y no hablar o actuar en público de forma contraria a ti o a tu partido, ¿contratarías a esa persona? Si tu respuesta a la primera pregunta es ‘no’, y a la segunda es ‘sí’, entonces en realidad estamos de acuerdo sobre el principal punto en debate aquí”.

“Mi punto es: Respeto tu derecho a emplear o no emplear a quien desees para avanzar en tu misión. Simplemente pido el mismo respeto de su parte”, escribió Mons. Cordileone a los ocho legisladores que criticaron su medida.

El Arzobispo de San Francisco admitió que se siente “con frecuencia solo”, pero destacó que experimenta el apoyo de muchos fieles católicos, de todas partes del país, que le escriben cartas.

“Recibo cartas de fieles de todo Estados Unidos, encuentro a muchos parroquianos que rezan por mí y también otros sacerdotes y obispos. Para que yo no flaquee están su cercanía y sus oraciones”, señaló.

Hasta la fecha, más de 35 mil personas han expresado su apoyo por el Arzobispo de San Francisco y sus nuevas medidas para las escuelas católicas en su arquidiócesis, a través de una campaña organizada por CatholicVotes.org

Para firmar la carta de apoyo a Mons. Salvatore Cordileone (en inglés), puede ingresar a: http://www.catholicvote.org/sanfrancisco/

También le puede interesar:

Etiquetas: Estados Unidos, lobby gay, Educación, Educación Católica, Obispos de Estados Unidos, Mons. Salvatore Cordileone

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios