Cargando...

Clima de tensión general

Arzobispo de Mosul exige protección para cristianos tras masacre en Irak

Mons. Georges Camoussa, Arzobispo siro-católico de Mosul (Irak)
Mons. Georges Camoussa, Arzobispo siro-católico de Mosul (Irak)

REDACCIÓN CENTRAL, 16 Nov. 10 / 02:02 am (ACI).- El Arzobispo siro-católico de Mosul, Mons. Georges Casmoussa, pidió poner en marcha acciones concretas para proteger a los cristianos en Irak luego de la masacre que el 31 de octubre pasado dejó 58 feligreses muertos en la Catedral siro-católica de Bagdad.

En diálogo con ACI Prensa, el Arzobispo explicó que los cristianos viven momentos de gran tensión y se sienten "como rehenes del miedo en todo instante".

"Bagdad no está lejos de Mosul. Y lo que ha pasado en Bagdad el domingo 31 de octubre y los días siguientes ha afectado con certeza la psicología de los cristianos", señaló el Arzobispo.

Mons. Casmoussa señaló que la violencia anticristiana tiene su raíz en la debilidad del gobierno iraquí, la falta de una autoridad firme y las constantes discordias de los políticos que no son capaces de enfrentar la "acción directa de la rama extremista del movimiento islámico, llamado Al Qaeda".

El Arzobispo pidió a la comunidad internacional, a través de las Naciones Unidas, "denunciar este atropello de los derechos del hombre, de las minorías, de los cristianos iraquíes que pagan por otros. Irak es nuestra tierra, nuestra historia, nuestra cultura, nuestra Iglesia".

Es necesario, explicó, que este grave problema de la persecución religiosa sea tratado en "instancias internacionales para hacer presión sobre el gobierno iraquí y que los Estados que tiene contratos con Irak, no vean solo la satisfacción de sus intereses económicos, sino la salvaguarda de los derechos del hombre".

Mons. Casmoussa dijo que los cristianos están saturados de declaraciones a su favor y lo que exigen "son acciones concretas" y "medios eficaces para salvaguardar su seguridad: leyes, derechos, tal vez una autogestión geográfica autónoma (como un departamento) con garantías internacionales, presupuesto e infraestructura, sobre todo la garantía de la seguridad, como sucedió con Kurdistán", añadió.

Al ser consultado por ACI Prensa sobre las declaraciones del arzobispo ortodoxo, Athanasios Dawood, quien desde Gran Bretaña dijo que los cristianos deben salir de Irak, Mons. Casmoussa precisó que la solución no es esa y "los cristianos no deben en ningún caso rendirse ni salir del país".

"El arzobispo Dawood no ha sido enviado para hablar a nombre de los cristianos de Irak Para comenzar, él no vive en Irak y nadie le ha pedido hacer declaraciones furtivas e irresponsables", añadió.

Tras comentar que "todo Irak está indignado" por los ataques, el Arzobispo Casmoussa indicó que en una reciente reunión con diversos líderes musulmanes, uno de ellos sugirió firmar una condena de "todo derramamiento de sangre, musulmana y cristiana" que debería leerse en todas las mezquitas.

Mons. Casmoussa también pidió que se continúen las investigaciones para dar con los autores de los brutales ataques.

"Si el Estado iraquí no cumple este deber, las Naciones Unidas debería hacerlo. De otro modo los cristianos no se sentirán seguros. La hemorragia de la emigración y la violencia sigue disminuyendo la presencia cristiana en Irak. Y esto será un desastre para los cristianos", concluyó.

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)