Cargando...

En Uruguay

Ante aborto la Iglesia seguirá anunciando su gran sí a la vida

Mons. Heriberto Bodeant, secretario general de la Conferencia Episcopal de Uruguay.
Mons. Heriberto Bodeant, secretario general de la Conferencia Episcopal de Uruguay.

REDACCIÓN CENTRAL, 19 Ene. 12 / 06:31 am (ACI/EWTN Noticias).- El secretario general de la Conferencia Episcopal de Uruguay (CEU), Mons. Heriberto Bodeant, señaló que ante la amenaza del aborto en ese país, "la Iglesia seguirá anunciando un gran sí a la vida".

En diálogo telefónico con ACI Prensa el 17 de enero sobre la media sanción que recibió en Uruguay el proyecto que busca despenalizar el aborto, el también Obispo de Melo aseguró que la Iglesia seguirá trabajando para que el derecho a la vida "siga presente en la conciencia y en el corazón de los uruguayos", incluso si las leyes dejasen de reconocerlo.

Ante la medida aprobada por el senado el 27 de diciembre, víspera del Día de los Inocentes, que recuerda la matanza ordenada por el rey Herodes a los niños menores de dos años con el propósito de eliminar al Niño Jesús, el Obispo dijo que algunos en Uruguay manifestaron que el hecho es "una triste coincidencia para un hecho también triste".

Asimismo, recordó que con motivo del Bicentenario la CEU envió una carta pastoral el mes de noviembre en que manifestó su posición en contra de toda ley que promueva el aborto.

El Prelado reiteró la posición de la Iglesia en Uruguay sobre "la necesidad de la defensa de la vida desde el momento de la concepción, como está demostrado científicamente, que sí hay vida humana con toda su potencialidad".

En ese sentido, añadió que desde la perspectiva de la fe, más bien "los padres deben colaborar en la obra creadora de Dios, que está dando la vida a un ser humano".

Además, sobre la premisa de que se llegara a aprobar la ley del aborto en el país, indicó que la Iglesia no se quedará sólo en lamentaciones, sino que su esfuerzo por defender la vida persistirá.

El Obispo afirmó que trabajarán "por el respeto del más alto valor, el primer valor, el valor de la vida y el de la vida que está completamente indefensa en el inicio de su gestación".

Por otro lado, al referirse a las acciones que la Iglesia en Uruguay tomará antes del reinicio del debate de esta ley en marzo, Mons. Bodeant explicó a ACI Prensa que "la Iglesia no está en receso", a diferencia de las instituciones del estado, y que con la asamblea del Episcopado volverán a tratar con más fuerza este tema.

Los obispos enviaron el pasado 5 de diciembre una carta a los senadores en la que manifiestan que "la posición de la totalidad de los Obispos que integramos la Conferencia Episcopal del Uruguay (que está) en sintonía con el magisterio de la Iglesia Católica en todo el mundo", que defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

El aborto provocado es la eliminación o asesinato de un ser humano dentro del vientre de la madre. La doctrina católica y la ley natural coinciden en que nunca tiene justificación pues nadie tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona, menos la de los más débiles e inocentes; los no nacidos.

Videos destacados

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)