‘GO2BAT4LIFE’ (‘VAYAN A DAR UN BATAZO POR LA VIDA’)

LIFEsocal, una organización caritativa fundada por familias y estudiantes del área de Los Ángeles, patrocino “Go2bat4LIFE” (“Vayan a dar un batazo por la vida”), un evento altamente importante que se llevó a cabo el pasado 18 de noviembre en el estadio de los Dodgers. Diseñado para jóvenes de todas las religiones y orígenes étnicos, esta celebración combina música y temas inspiradores dirigidos a fortalecer a los jóvenes en sus convicciones a favor de la vida.

A continuación publicamos las Palabras de Bienvenida de Monseñor José H. Gomez, Arzobispo de Los Angeles:

Estadio de los Dodgers
Los Ángeles, California
Noviembre 18, 2012

¡Saludos mis amigos!
Es muy hermoso ver a tantos de ustedes aquí esta tarde.

Este es un hermoso día para que celebremos la vida, el amor y la familia – y para renovar nuestro compromiso con Jesús y su Evangelio de vida.

La hermosa verdad de nuestra religión es la verdad de que Dios es amor. Y la manera como Dios revela su amor por nosotros es en la creación. Al hacer una nueva vida. Creando nuevas familias.

Jesús vino a nosotros. Vino a nuestro mundo –como un niño aún no nacido en el seno de su madre. Él vino a nosotros –en una familia. Él creció en una familia, con la Santísima Madre María y San José.

Jesús vino a nosotros por una razón. Para que podamos tener vida, y tener vida abundante.

Hay algo muy hermoso y algo muy normal sobre todo esto.

Esto significa que cada vez que vemos a un bebé, estamos viendo un reflejo de Jesús. Estamos viendo la imagen de Dios. Esto significa que cada vez que vemos a una familia, estamos viendo un reflejo en nuestro mundo de la Sagrada Familia de Jesús, María y José.

¡Esto es lo que Dios quiere para nuestro mundo! ¡La Vida y Vida abundante! (1)

Dios quiere que cada niño sea bienvenido y amado. ¡Él quiere que cada familia sea una sagrada familia! Y Dios quiere que todos nosotros vivamos en un mundo donde cada vida sea querida como algo especial, como algo sagrado.

De esto se trata todo esto, mis amigos. Amor. El amor de la creación. El amor de la vida. El amor de la familia. Así es de simple. Y así es de hermoso.

Esto es por lo que estamos aquí, mis amigos. Para amar y ser amados por Dios. Estamos aquí para ayudar a Dios a crear un mundo donde sea más fácil para la gente amar.

Dios los puso aquí por una razón – cada uno de ustedes. ¡Nunca olviden eso! Dios tiene un propósito para cada vida. Para su vida. Para mi vida. Somos hijos de Dios. ¡Nunca olviden eso!

No importa dónde los está llamando Dios en esta vida, él quiere que ustedes vivan como Jesús, para seguir a Jesús y para difundir el Evangelio de la vida – en nuestras casas, en nuestras escuelas, en los lugares donde trabajamos, y en nuestra sociedad.

Esto es lo que este hermoso día se trata. Y esto es para lo que es el movimiento a favor de la vida. Es un movimiento del espíritu de amor Dios en nuestro mundo.

¡Así es que quiero darles las gracias por estar aquí hoy! ¡Ustedes me dan esperanza! Ustedes me inspiran por su felicidad y su alegría. Por su amor a Jesús y por su amor a sus familias. Y por su amor a esta gran ciudad y nuestra gran nación. Quiero pedirles que oren por mí y por mi ministerio. Y quiero que ustedes sepan que yo estoy orando por ustedes y sus familias cada día. VN

*La columna de opinión de Mons. José Gomez está disponible para ser utilizada gratuitamente en versión electrónica, impresa o verbal. Sólo es necesario citar la autoría (Mons. José Gomez) y el distribuidor (ACI Prensa)