Cargando...

Meditaciones Dominicales

Todo es posible para Dios (Mc 10,17-30)
Semana XXVIII del Tiempo Ordinario - 11 de octubre de 2009

La vocación propia y última del ser humano, aquello que constituye su razón de ser, es alcanzar la comunión con Dios. Para este fin último hemos sido creados. El Concilio lo dice claramente: “La vocación última del hombre es realmente una sola, es decir, la vocación divina” (GS 22). Este anhelo de Dios innato en el hombre lo vivió intensamente San Agustín y lo expresa en la introducción de sus Confesiones: “Nos creaste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto mientras no descanse en ti”. Una vez que descansa en Dios el corazón del hombre no puede desear nada ulterior; lo ha alcanzado todo, pues Dios es el Bien infinito en todo aspecto.

A esto se refiere Jesús cuando dice al hombre rico: “Nadie es bueno sino sólo Dios”. Todos los demás seres son buenos, pero limitadamente. Cuando alcanzamos esos otros seres, siempre hay otro mejor que alcanzar. Cuando alcanzamos a Dios, no hay nada mejor. Dios es el fin último del ser humano y, mientras no alcanza este fin, sigue deseandolo. Ese fin está expresado en el concepto de “vida eterna”. Por eso nos interpreta a todos el hombre que preguntó a Jesús: “¿Maestro, que he de hacer para tener en herencia la vida eterna?”. Todos estamos interesados en la respuesta. Jesús reafirma algo que ya sabemos: “Ya sabes los manda-mientos: ‘No mates, no cometas adulterio, etc.’”.

El hombre ya cumplía todo esto. Jesús entonces lo invita a dar el paso decisivo: “Una cosa te falta: anda, vende cuanto tienes y daselo a los pobres... luego ven y sigueme”. Jesús le está indicando el modo de alcanzar su fin último, su felicidad eterna. El hombre sabe que esa es la verdad. Pero: “Abatido por estas palabras, se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes”. Su apego a los bienes materiales le impidió hacer la verdad. Los bienes lo engañaron prometiendole una felicidad que se iba a resolver en frustración. En otra ocasión, explicando la parábola del sembrador, Jesús dice que la Palabra de Dios queda sin fruto a causa del “engaño de las riquezas” (Mc 4,19). El hombre que está apegado a las riquezas no puede captar la verdad, porque las riquezas lo engañan.

Viendo al hombre alejarse, Jesús dice a sus discípulos: “¡Qué difícil es que los que tienen riquezas, entren en el Reino de Dios... es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja”. Ante el asombro de sus discípulos, Jesús formula un principio claro de nuestra fe: “Para los hombres, la salvación es imposible; pero no para Dios, porque todo es posible para Dios”. La imposibilidad de salvarse para el hombre no radica sólo en el apego a la riqueza, sino en su pecado en general. El apego a la fama, a ser aplaudido, a gozar del favor popular y otras pasiones como el egoísmo, el orgullo, la lujuria, etc. impiden al hombre salvarse, porque le impiden captar la verdad y actuar conforme a ella, como ocurrió con el hombre rico.

Este episodio nos permite comprender lo que ocurre hoy en Chile en el tema del divorcio. Nuestro país es mayoritariamente cristiano. La mayoría profesa su fe en que la Sagrada Escritura contiene la verdad salvífica. Esa verdad está expresada en el Génesis: “Dios creó al ser humano hombre y mujer... se unirá al hombre a su mujer y los dos serán una sola carne”. Esto vale para todo ser humano, independiente de su credo. Fue corroborado expresamente por Cristo, que es la Verdad: “Ya no son dos, sino uno solo. El hombre no separe lo que Dios ha unido” (Mc 10,6-9). ¿A qué se debe, entonces, que esta verdad no se abrace? Cada uno debe examinar su propia vida para descubrir cuál es el pecado que lo engaña y pedir a Dios su gracia para vencerlo. También respecto a la captación de la verdad se cumple la afirmación de Jesús: “Para el hombre es imposible; pero no para Dios”.

+ Felipe Bacarreza Rodríguez
Obispo Obispo Residencial de Santa María de Los Angeles (Chile)

Índice de meditaciones por tiempo litúrgico

Síganos:

Videos Youtube

San Lorenzo Campeón de América visitó al Papa
San Lorenzo Campeón de América visitó al Papa
Homilía Misa por la paz y la reconciliación
La próxima Jornada de la Juventud Asiática será en Indonesia
Homilía del Papa Francisco en Misa de clausura
Homilía del Papa Francisco en Misa de clausura
Homilia de ceremonia de Beatificación de Paul Yun Ji-Chung y 123 compañeros mártires en Gwanghwamun
Discurso a jóvenes en Santuario de Solmoe
Discurso a jóvenes en Santuario de Solmoe
La Asunción de María
El Papa reza Ángelus en Corea en Fiesta de la Asunción
Homilía del Papa Francisco en Misa por Solemnidad de la Asunción en Daejeon, Corea
Discurso del Papa a autoridades de Corea del Sur en Palacio Presidencial de Seúl
В Горловке сгорел Благовещенский храм
Santa Clara de Asís
Christian leader: ISIS beheading children - LoneWolf Sager
People power frees man trapped by Perth train
Vacaciones
Eduardo Cardet denuncia acoso de la SE
San Ignacio de Loyola
Rescates: actividad de riesgo

Videos destacados

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

La medición del tiempo en el Antiguo Testamento

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Mateo 22,1-14

Evangelio
Fecha
21/08/14
20/08/14
19/08/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Mateo 22,1-14

Homilía
Fecha
21/08/14
20/08/14
19/08/14

Las más populares