Cargando...

¿Porqué nos oponemos a la educación sexual en las escuelas?

Creemos inconveniente la implementación de la educación sexual en las escuelas por varias razones:

1- Todo niño o joven es una persona única e irrepetible y debe recibir una educación personalizada, sobre todo en estos temas que se encuentran tan relacionados con la moral. La escuela en general no posee las condiciones necesarias para esta individualización. Son los padres los que conocen , comprenden y aman a cada uno de sus hijos en su irrepetibilidad. Son los padres los que cuentan con las mejores condiciones para decidir qué momento será el mas oportuno para dar la información y la formación adecuada según el desarrollo físico y espiritual de cada uno de sus hijos. Por ser personas irrepetibles cada niño o joven es biológica y afectivamente diferente y los aspectos que tocan muy de cerca la intimidad deben ser transmitidos por medio de un adecuando diálogo personalizado.

2- Las explicaciones sobre estos temas no pueden darse sin conectarlas directamente con aspectos morales y espirituales, en los cuales los padres tienen derecho primordial y preeminente. Darle este derecho a la escuela es correr el riesgo de que se viole el derecho fundamental de los padres a darles las orientaciones morales correspondientes a su religión o los principios morales objetivos.

3- La escuela ha demostrado ser un instrumento mas o menos válido para la transmisión de conocimientos, pero la educación sexual dentro de un contexto de respeto a la castidad deben ser dadas en un contexto amplio que englobe educación en temas sexuales como parte de la educación para el amor. Este ámbito se transmite más que por contenidos sistematizados por el ejemplo en la vida de los padres.

4- La escuela es auxiliar de los padres en la educación de los niños y debe "asistir y completar la obra de los padres" y en ningún momento deben suplantar o reemplazar a los padres. Darle la posibilidad a la escuela de asumir sistemáticamente la educación sexual implica demasiados riesgos.

En los casos en que los padres pudieran estar poco capacitados para asumir completamente esta tarea la escuela u otras instituciones podrían colaborar formando a los padres mediante las "Escuelas Para Padres" y dejando a los mismos la tarea directa con los niños.

En ocasiones resultará imposible evitar la imposición de la educación sexual en las escuelas, en este caso será obligación de los educadores cristianos prepararse para asumir esta responsabilidad manteniéndose como simples colaboradores de los padres.

DESDE EL PUNTO DE VISTA COYUNTURAL O RELATIVO (hoy en la Argentina)

Cuando hablamos de Educación Sexual en la Argentina de hoy podemos entenderla básicamente de dos formas distintas:

1- Los proyectos generados a nivel nacional y en diversas jurisdicciones provinciales como fruto de las llamadas leyes de "Salud sexual y reproductiva"

Al respecto nos informa Notivida:

"Hacia fines de 2002 el feminismo celebró con alborozo la sanción de la ley nacional 25.673, de Salud Sexual y Procreación Responsable ("aborto encubierto"). En esa oportunidad, sólo un objetivo les quedó en el tintero: obligar a los colegios privados a impartir educación sexual con contenidos pautados desde el Estado. "Recordemos que si bien el art. 5º de la ley nacional de salud reproductiva insta a "contribuir a la capacitación, perfeccionamiento y actualización de conocimientos básicos, vinculados a la salud sexual y a la procreación responsable en la comunidad educativa"; su art. 9º garantiza a los establecimientos de gestión privada, dar cumplimiento a la norma "en el marco de sus convicciones". "A partir pues de la sanción de la ley nacional de salud reproductiva, lograr una educación sexual hedonista, compulsiva y obligatoria, que conculca la libertad de los padres a educar a sus hijos, encabezó la lista de prioridades feministas (Vid. Notivida 107). El 28 de mayo de 2003, la Legislatura de la provincia de Buenos Aires aprobó la ley provincial 13.066, de Salud Reproductiva y Procreación Responsable ("aborto encubierto", vid. Notivida 146). La ley, tal como fue sancionada por la legislatura provincial, obligaba a las escuelas privadas -confesionales o no- a dictar educación sexual, conforme a las pautas que fijara el Ejecutivo provincial; pero el feminismo volvió a frustrarse cuando el gobernador Felipe Solá la vetó parcialmente (17-06-03). El veto eximió a los colegios privados de esa obligatoriedad; por considerar, entre otras cosas, que violaba la libertad religiosa (Vid. Notivida 175). Lo acontecido se convirtió en un nuevo estigma para el feminismo, que el 1° de octubre de 2003 logró que la Cámara de Diputados de la Nación, a iniciativa de las diputadas Margarita Jarque y María José Lubertino, repudiara el veto parcial de Solá (Vid. Notivida 179). "Resumiendo, ni la ley provincial ni su reglamentación -publicada en el Boletín Oficial de la Prov. de Bs.As el 31/12/03- obligan a los colegios privados a dictar educación sexual; no obstante la Dirección General de Educación de la provincia, incluyó en el diseño curricular 2004 del nivel Polimodal la asignatura "Adolescencia y Salud" que se dictará en el primer año de las cinco modalidades de Polimodal, en dos módulos semanales. "Así, el feminismo está a punto de lograr su cometido, la provincia de Buenos Aires será, a partir del ciclo lectivo próximo a iniciarse, pionera en el dictado obligatorio de educación sexual y antecedente paradigmático en el plano nacional. "El feminismo y otros sectores insisten en que esta instrucción sexista previene las enfermedades de transmisión sexual, y los embarazos y el aborto entre adolescentes. Recordemos que en otros países, después de muchos años de educación sexual y programas de salud reproductiva para jóvenes, sólo se ha conseguido un notable aumento de los males que se dice querer remediar. Por ejemplo, en España, en los últimos 7 años se duplicó el número de abortos quirúrgicos entre adolescentes, (ABC, Madrid, 22-02-04). En los Estados Unidos, algunas enfermedades de transmisión sexual se han convertido en epidemia, (Noticias Globales 09/04), y lo mismo puede decirse del Reino Unido, (Noticias Globales 03/01, 08/01, 39/01). "Recordamos, además, que todos estos programas van acompañados de la difusión de la llamada "anticoncepción de emergencia", es decir, promueven el aborto por medios químicos o farmacológicos, en otras palabras, son programas de "aborto encubierto"."

2- El proyecto de Educación Sexual promovido en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sigamos con la información obtenida de Notivida:

El proyecto, exp 2081-D-03, fue presentado a comienzos de este año por la macrista Florencia Polimeni y por los diputados del Frente para la Victoria: Diego Kravetz y Ana Suppa. Tiene como precedente inmediato al Exp. 2433-D-02 de la ex diputada de la Ciudad y actual diputada nacional, Juliana Marino (Vid Notivida 164 y 166) y tal como ocurrió con el expediente anterior, Rafael Freda, presidente de S.I.G.L.A., lleva la voz cantante cuando el proyecto se discute en Comisión.

El proyecto

Contenidos

* Entre los temas a dictar figuran: "Orientación sexual" (depende de que la vinculación sexual sea con el mismo sexo o con el opuesto), "Género" ("construcción cultural" que reemplaza al sexo biológico: gays, travestis, lesbianas, heterosexuales, bisexuales...), "Diversidad" (que incluye la no discriminación por género u orientación sexual) y "Conductas sexuales": "erotismo, masturbación, sexo compartido y abstinencia" (art. 8º).

* Los contenidos a impartir serán seleccionados y distribuidos por la Secretaría de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (art.9º) que incluirá los temas en los diseños curriculares (art.17). Estos deberán ser compatibles con los principios establecidos en el proyecto (10º). El Estado seleccionará los contenidos para "contrarrestar los mitos, creencias falsas, contenidos erróneos...y el curriculum oculto" (art. 11º).

Obligatoriedad

* La educación sexual será obligatoria para todos los alumnos -de todos los niveles- del sistema de educación formal.

* Deberán impartirla todos los establecimientos de enseñanza de la Ciudad de Buenos Aires, sean éstos de gestión pública o privada.

* Los padres no podrán eximir a sus hijos de las clases de educación sexual.

Consejerías

* Los establecimientos educativos contarán con "consejería en sexualidad". Será individual y estará a cargo de "preceptores, profesores de educación física, profesores tutores o de Proyecto 13" (art.21º).

* Las "derivaciones y atenciones clínicas" se articularán con la Secretaría de Salud. (art.22º).

La fundamentación

El proyecto se cimentó en las Actas de la Reunión de Consulta convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Asociación Mundial de Sexología (WAS), celebrada en Guatemala entre el 19 y el 22 de mayo de 2000. De esta consulta, según consta en los fundamentos del proyecto, se han extraído los temas y definiciones.

Según la misma consulta "Los derechos sexuales son derechos humanos fundamentales y universales" y "los derechos humanos están por encima de los valores culturales. Si una cultura en particular tiene una costumbre que va en contra de un derecho humano, es necesario cambiar el valor cultural". (Recordamos que en el lenguaje de la ONU y sus agencias, la expresión "valores culturales" incluye las "creencias religiosas").

Entre los derechos sexuales que enumera la consulta están: El derecho a la libertad sexual (posibilidad de la plena expresión del potencial sexual); El derecho a la equidad sexual (no discriminación por género, orientación sexual, etc.); El derecho al placer sexual (incluye al autoerotismo como fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual); El derecho a la libre asociación sexual (posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales) y El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables (abarca el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad, incluso los abortivos químicos o mecánicos, sin descartar el aborto quirúrgico).

Existen claro otros proyectos menos promocionados como el de "Talleres de Educación Sexual para padres" en el cual el derecho de los padres parece estar mas resguardado. Sin embargo este ha sido mucho menos promocionado.

 

UN DISCURSO ESCLARECEDOR

Resulta sumamente enriquecedor el discurso pronunciado por Mónica del Rio el 24 de setiembre ante los legisladores porteños:

Agradezco al diputado Jorge Enríquez y a la Comisión de educación, la invitación que se me ha cursado. Soy, como se anunció, coeditora del Boletín Notivida y, además, presidenta del Movimiento Cívico de Mujeres; pero también soy madre de familia, como la mayoría de las mujeres de nuestro movimiento. Inexplicable y lamentablemente, cuando esta Comisión previó la participación de los actores sociales involucrados en el proyecto de educación sexual, omitió a los padres de familia. Se destinó un día para escuchar al Estado, otro para los credos, otros para las ONG, otro para los docentes y, en consonancia con lo que se impulsa, se ignoró a los padres de familia. Por tal motivo vamos a aprovechar esta oportunidad para manifestarnos desde esa condición -que tanto nos enorgullece- la de madres de familia.

Los derechos naturales de los padres

Engendrar a los hijos aneja obligaciones. Ni los animales dejan librada a su suerte a su cría. La acompañan hasta que ésta pueda valerse por sí misma. Qué menos puede hacer una persona. Pero en el ser humano valerse por sí mismo no es sólo poder desplazase o comer, es ante todo poder tomar decisiones, en base a principios, que deberán estar previamente consolidados.

Toda obligación trae, como contrapartida, derechos. Quien tiene una obligación tendrá también todos los derechos necesarios para cumplir con ella.

Cuando se le asigna a alguien una misión, deben otorgársele las facultades necesarias para cumplirla. Por ejemplo, un gerente de empresa puede darle al personal, órdenes encaminadas a mejorar el rendimiento de la empresa que no podría darle otro, lo puede hacer, tiene derecho a hacerlo, porque es su responsabilidad sacar la empresa adelante.

Del mismo modo, los padres, para poder cumplir su misión educadora, tienen especiales derechos; por ejemplo, el derecho a escoger un determinado colegio, a transmitir principios morales, a corregir la conducta de los hijos...

Subsidiariedad del Estado

El Estado no puede avasallar ese derecho de los padres a educar a los hijos. Su rol es subsidiario. Vale decir, debe ayudar a los padres en aquellas cosas que éstos no puedan hacer por sí solos. La escuela debe completar la formación que le dan los padres a los hijos, sobre todo en cuánto a la instrucción que no pueden impartir.

Todo grupo social debe respetar a los de orden menor, apoyándolos, subsidiándolos. Jamás puede destruirlos, absolverlos o reemplazarlos. Nunca es lícito para una comunidad, hacer lo que podría hacer una asociación más pequeña. Los grupos de orden superior tienen que crear las condiciones para que las asociaciones menores puedan cumplir su misión. Eso es lo único que garantiza un orden social justo, lo contrario caracteriza a los regímenes totalitarios.

El proyecto

Lo que el proyecto propone enseñar no son, como algunos sostienen, meros conocimientos científicos -y aún desde ese punto de vista los temas propuestos son discutibles-. Esta ley promueve conductas. El mismo proyecto menciona que se impartirán contenidos "cognoscitivos y actitudinales". Y esas actitudes tienen graves implicancias morales. Nosotros no estamos en contra de la educación sexual, es parte importante de una educación integral. Lo que no admitimos es que la imparta el Estado, que en este caso, además, pretende imponer una educación materialista y banalizadora del sexo, que convierte al sexo -fuente de vida- en mera diversión. Si a los padres -como dicen algunos, menospreciándonos- nos falta capacitación para educar a nuestros hijos en la sexualidad, deberían facilitarnos los mecanismos para que podamos hacerlo.

Es loable en este sentido el proyecto presentado, recientemente, por los diputados Lynch y Enríquez que propone la creación de talleres de educación sexual para padres.

El debate

Escuchamos, reiteradamente, que esto no es viable porque los chicos de la villa no tienen padres que se ocupen de ellos ¡Cuánta distinción clasista! ¡Cuánto prejuicio oligárquico!. Es cierto que hay gente humilde con déficit cultural, pero nadie pone ahínco en subsanarlo. En vez de enseñarles a ser mejores padres, como a animales le arrebatan la cría para ocuparse de ella. ¿Son subhumanos? ¿son irremediablemente incapaces? ¿No es discriminación injusta ese tan repetido: "a esos negros hay que ligarles las trompas" o esto de "esos negros no saben educar a sus hijos, se tiene que ocupar el Estado"?. Es evidente que al Estado le resulta más cómodo y económico, convertir a la gente de la villa en "esclavos culturales", que saldar la deuda social pendiente. Se rasgan las vestiduras por la Ley de Patronato y todas las organizaciones de DDHH, al referirse a los proyectos de Protección integral al niño en estudio en el ámbito nacional, han hecho foco en que "los chicos y adolescentes no sean separados de sus padres por carencias materiales", sin embargo, no se ve mal arrebatárselos para adoctrinarlos sexualmente. Dicen, también, que la ley no será coercitiva. Si esa fuera la intención se propondría dictar educación sexual fuera del horario escolar y de modo optativo. Aseguran que no se oponen a los padres y el proyecto de marras avasalla explícitamente sus derechos. Dice el art. 14º "Padres, madres y tutores de alumnos reciben información y participan del espacio interdisciplinario en la elaboración de programas y actividades". Es evidente que "participar" de un proceso de decisión implica tener que consensuar con otros la decisión, lo que equivale a no decidir. Al respecto de este art. aclaró Ma. Elena Naddeo, en la reunión anterior, "Resulta claro que no se trata de pedir autorización de los padres, sino de invitarlos a participar en el proceso educativo". Nos invitan a tener "parte" en lo que, natural y legalmente, nos corresponde. Llaman educación sexual a la promoción de conductas desordenadas. Mientras que en nutrición se ve a la obesidad como la consecuencia de un desorden que hay que evitar fomentando buenos hábitos nutricionales, dieta sana, balanceada, etc. En materia de sexualidad la conducta desordenada se considera inevitable y no se intenta formar buenos hábitos sino reducir los riesgos del desorden. Afirman que los chicos de hoy tienen que "aprender a cuidarse". No queremos que le enseñen eso a nuestros hijos. Estamos tan convencidos de que hay que ser casto, como de que no hay que robar.

¿Quién aceptaría que a su hijo le den clases para robar "sin riesgo"? ¿Quién aceptaría que le digan a su hijo que si sale a robar, use un chaleco antibalas para que no lo maten? Todos coincidirían en que eso es apología del robo. Pues bien, nosotros intentamos educar en la honestidad, y también en la castidad ¿con qué derecho nos lo impiden?

Por razones de tiempo no voy a detallar la legislación vigente -que avala nuestro reclamo- y me limitaré a dejarla en la Comisión; pero múltiples tratados internacionales, que en nuestro país gozan de rango constitucional, reconocen este derecho de los padres, luego, cualquier proyecto de educación sexual -sea que lo elabore SIGLA o la Vicaría para la educación- es, además de inicuo, notoriamente inconstitucional.

Mónica del Río
24/09/04


CREEMOS QUE QUIENES LEAN ESTE INFORME SABRÁN ENTENDER PORQUÉ NOS OPONEMOS A LA EDUCACIÓN SEXUAL EN LAS ESCUELAS DE LA ARGENTINA DE HOY. Y ADEMÁS PORQUÉ JUZGAMOS INCONVENIENTE LA IMPLEMENTACIÓN DE LA EDUCACIÓN SEXUAL EN LAS ESCUELAS INDEPENDIENTEMENTE DE LA SITUACIÓN HISTORICA QUE HOY NOS TOCA VIVIR.


Lic. Eduardo R. Cattaneo
[email protected]
Editor Responsable de: ESCUELA VIRTUAL PARA PADRES
ALTAS BAJAS Y OTROS ARTÍCULOS http://www.evpp.org

Síganos:

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

La falsa separación entre Iglesia y estado

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Mateo 20,20-28

Evangelio
Fecha
25/07/14
24/07/14
23/07/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Mateo 20,20-28

Homilía
Fecha
25/07/14
24/07/14
23/07/14

Las más populares