Cargando...
Temas del momento: Canonización de Juan Pablo II, Juan Pablo II, Canonización Juan XXIII, Papa Francisco

Documentos

Entrevista al Papa Benedicto XVI - JMJ Colonia 2005
Lunes 15 de agosto de 2005

Transcripción cortesía de Radio Vaticano


Radio Vaticano:
  Santo Padre, el 25 de abril usted manifestó sentirse contento de poder ir a Colonia. ¿Puede explicarnos el porqué de esta alegría?.

 

Benedicto XVI: Si, por muchos motivos… Ante todo, he transcurrido años muy bonitos en Renania, y me complace poder sentir nuevamente el carácter de esta región, de esta ciudad abierta al mundo, y de todo lo relacionado a ella. Además porque la Providencia ha querido que mi primer viaje al exterior sea justamente a Alemania. Yo mismo no habría podido jamás disponerlo de esta manera. Pero si es justamente Dios a disponerlo así, con certeza, tenemos el derecho de alegrarnos. Y también por el hecho de que este primer viaje al extranjero es un encuentro con los jóvenes de todo el mundo... Encontrar a los jóvenes es siempre bonito, porque quizá, a pesar de tantos problemas, traen seguramente consigo tanta esperanza, tanto entusiasmo, y tantas expectativas: en los jóvenes se encuentra la dinámica del futuro. Además, de un encuentro con los jóvenes se sale siempre con una fuerza nueva, más alegres, más abiertos. Estos son algunos de los motivos que luego, con el pasar del tiempo han reforzado ulteriormente, y seguramente, no han hecho disminuir mi alegría.

 

RV: Santidad ¿Cuál es el mensaje específico que usted desea llevar a los jóvenes que, desde todas partes de mundo llegan a Colonia?. ¿Qué mensaje les quiere transmitir?.

 

Benedicto XVI: Quisiera mostrarles lo bonito que es ser cristianos, ya que existe la idea difundida de que los cristianos deban observar un inmenso número de mandamientos, prohibiciones, principios, etc, y que por lo tanto el cristianismo es, según esta idea, algo que cansa y oprime la vida y que se es más libre sin todos estos lastres. Quisiera en cambio resaltar que ser sostenidos por un gran Amor y por una revelación no es una carga, sino que son alas, y que es hermoso ser cristianos. Esta experiencia nos da amplitud, pero sobre todo nos da comunidad, el saber que, como cristianos, no estamos jamás solos: en primer lugar encontramos a Dios, que esta siempre con nosotros; y después nosotros, entre nosotros, formamos siempre una gran comunidad, una comunidad en camino, que tiene un proyecto de futuro: todo esto hace que vivamos una vida que vale la pena vivir. El gozo de ser cristianos, que es también bello y justo creer.

 

RV: Santo Padre, ser Papa significa ser ‘constructor de puentes’ – ‘pontifex’. La Iglesia se basa en una sabiduría antigua, y usted se encuentra hoy a punto de reunirse con la juventud que seguramente está muy entusiasmada, pero que en lo que se refiere a sabiduría tiene aún mucho camino que recorrer... ¿Cómo se puede construir un puente entre esta antigua sabiduría – incluida también aquella del Papa, que tiene una cierta edad – y la juventud? ¿Es posible?


Benedicto XVI:
  (Risas) Si, veremos cuánto me ayudará el Señor en esta obra. De todos modos, la sabiduría no es algo con sabor rancio – en alemán, se asocia a esta palabra connotaciones de sabor - Entiendo por sabiduría la comprensión de aquello que es importante, la mirada que recoge lo esencial. Es obvio que todavía los jóvenes deben aprender a vivir la vida, quieren descubrirla por si solos, no quieren encontrarse con “la mesa servida”… Es aquí, que tal vez, se podría ver un poco la contradicción. Contemporáneamente, la sabiduría ayuda a interpretar el mundo, que es siempre nuevo porque, aún incluso en medio de nuevos contextos, regresa siempre y de todos modos a lo esencial y a como lo esencial pueda ser puesto en práctica. En este sentido, creo que hablar, creer y vivir partiendo de algo que ha sido donado a la humanidad y la ha iluminado, no es algo “rancio”, sino mas bien adecuado justamente al dinamismo de la juventud, que pide cosas grandes y totales. He aquí qué cosa es la sabiduría de la fe: no el hecho de reconocer gran cantidad de detalles –característica en cambio necesaria en una profesión- sino reconocer, más allá de todos los detalles, lo esencial de la vida, cómo ser persona, cómo construir el futuro.

 

RV:  Santidad, usted también ha dicho que “la Iglesia es joven”, no es algo viejo. ¿En qué sentido?

 

Benedicto XVI: Sí, para comenzar, lo es en sentido estrictamente biológico, porque de ella forman parte tantos jóvenes; pero es también joven porque su fe brota de la fuente de Dios, por lo tanto de la fuente de la cual proviene todo aquello que es nuevo y renovador… No se trata de un alimento cocinado, calentado y recalentado, que se nos vuelve a proponer desde hace dos mil años. Porque es el mismo Dios el origen de la juventud y de la vida. Y si la fe es un don que nos viene de Él – el agua fresca que nos viene donada siempre – aquella que nos permite vivir y de la que después nosotros podemos tomar como fuerza vivificadora por los caminos del mundo, quiere decir entonces que la Iglesia tiene la fuerza de rejuvenecer. Uno de los Padre de la Iglesia, observándola, había considerado que, con el paso de los años, sorprendentemente la Iglesia no envejecía sino que cada vez se volvía mas joven, porque siempre va al encuentro del Señor, cada vez va más al encuentro de aquella fuente de la cual brota la juventud, la novedad, el restauro, la fuerza fresca de la vida.

 

RV: Usted conoce la Iglesia alemana mejor que yo. Una de las cuestiones fundamentales es el ecumenismo, la unidad de la Iglesia entre la Iglesia católica y las Iglesias evangélicas. ¿Existe quizás la esperanza utópica de que la Jornada Mundial de la Juventud pueda imprimir un cambio en la cuestión del ecumenismo? ¿Ocupa el ecumenismo algún papel en Colonia?

 

Benedicto XVI: Sí, y existe en cuanto a que la tarea de la unidad permeabiliza toda la entidad de la Iglesia y no es una tarea cualquiera que quede al margen. Cuando la fe es vivida y tratada de forma “central”, ella misma representa un impulso hacia la unidad. Obviamente, el diálogo ecuménico como tal no se encuentra dentro del orden del día en los próximos eventos de Colonia, porque Colonia es, en sustancia, un encuentro entre jóvenes católicos de todo el mundo, y también entre aquellos jóvenes que no son católicos, pero que quieren encontrar entre nosotros respuestas a sus preguntas. Por lo tanto, imagino que esta dimensión del ecumenismo pueda estar presente en los encuentros entre los jóvenes: los jóvenes no sólo hablan con el Papa sino principalmente celebran encuentros entre ellos. Tendré una reunión con nuestros amigos de la Iglesia evangélica: lamentablemente, no tendremos mucho tiempo porque la agenda del día es muy apretada; pero será el tiempo suficiente para reflexionar sobre cómo queremos ir adelante. Recuerdo muy bien y con gran gozo la primera visita de Juan Pablo II a Alemania: en Maguncia, se sentaban alrededor de la misma mesa, él y los representantes de las Comunidades evangélicas, a razonar sobre cómo proceder. Después de aquel encuentro fue instituida aquella Comisión de la cual surgió después la Declaración de Augusta sobre la Justificación. Creo que sea importante que todos nosotros tengamos siempre presente la unidad, justamente en la centralidad de nuestro ser cristianos y no sólo en ocasión de determinados encuentros; por ello, cualquier cosa que podamos hacer a partir de nuestra fe, tendrá un significado ecuménico.

 

RV: Santidad, lamentablemente en nuestros ricos países del Norte, se manifesta un alejamiento de la Iglesia y de la fe en general, sobre todo por parte de los jóvenes. ¿Cómo se puede contrarrestar esta tendencia? O mejor dicho, ¿Cómo se puede dar una respuesta a la búsqueda del sentido de la vida por parte de los jóvenes, para hacer que éstos digan: “¡la Iglesia es la respuesta, nuestra respuesta!”?.

 

Benedicto XVI: (Sonríe) Sí, todos estamos obviamente tratando de presentar el Evangelio a los jóvenes de manera que éstos comprendan y digan: “Este es el mensaje que esperábamos”. Es también verdad que en nuestra moderna sociedad occidental existen muchas falsas situaciones que nos alejan del cristianismo; la fe aparece como algo muy lejano, por lo que también Dios aparece muy lejano ... En cambio la vida aparece llena de posibilidades y de objetivos ... Y tendencialmente el deseo de los jóvenes es el de ser los arquitectos de la propia vida, de vivirla al máximo de sus posibilidades ... Pienso al Hijo Pródigo que consideraba su vida en la casa paterna aburrida: “Quiero vivir la vida totalmente, gozármela hasta el final”. Y luego se da cuenta que su vida está vacía, y que en realidad era libre y grande cuando vivía en la casa de su padre. Creo que entre los jóvenes se está difundiendo la sensación de que todas las diversiones que se les ofrecen, todo el mercado construido sobre el tiempo libre, todo aquello que se hace, que se puede hacer, que se puede comprar y vender, al final no puede ser el todo ... Por algún lado tiene que estar lo mejor. Aquí encontramos la gran pregunta: ¿Qué es por lo tanto lo esencial?. No puede ser todo aquello que tenemos y que podemos comprar. He aquí el llamado mercado de las religiones que de alguna manera ofrece la religión como una mercancía y por lo tanto la degrada. Pero se nos plantea una pregunta, por lo que es necesario reconocer esta duda y no ignorarla, no considerar el cristianismo como algo de concluido y experimentado suficientemente, sino contribuir para que pueda ser reconocido como aquella posibilidad siempre fresca, justamente porque se origina en Dios, que guarda y revela en sí dimensiones siempre nuevas ... En realidad, el Señor nos dice: “El Espíritu Santo los introducirá en cosas que hoy no les puedo decir”. El cristianismo está lleno de dimensiones aún no reveladas y se muestra siempre fresco y nuevo. Si la pregunta se plantea desde los más profundo; en un cierto sentido, la pregunta que existe se encuentra con la respuesta que vivimos y que nosotros mismos, justamente, a través de aquella pregunta, recibimos siempre de nuevo. Este debería ser el acontecimiento en el encuentro entre el anuncio del Evangelio y el ser jóvenes.

 

RV: Tengo la sensación de que Europa está renunciando a si misma, a sus valores, a aquellos valores fundados sobre el cristianismo y también a los valores humanos, los cuales cuentan siempre menos. Nosotros, europeos, vivimos con un cierto cansancio, mientras por ejemplo chinos e indios muestran una gran vitalidad. Hablamos de las raíces cristianas, en referencia también al Tratado Constitucional de la Unión Europea. Europa se encuentra en crisis. Ahora, un evento como la Jornada Mundial de la Juventud, a la cual se espera la participación de casi un millón de personas, ¿cree Santidad que puede dar un impulso a la búsqueda de las raíces cristianas, sobretodo por parte de los jóvenes, para que puedan continuar a vivir de manera “humana”?.

 

Benedicto XVI: Lo esperamos, porque justamente un encuentro de este tipo entre personas que vienen de todos los continentes, debería dar también un nuevo impulso al viejo continente que los recibe; debería ayudarnos no sólo a mirar aquello que tiene de negativo, de agotado, de dejado de lado en la historia europea – no olvidemos que nos encontramos en una fase de autocompasión y de auto-condena. Pero en toda historia ha existido algo de enfermo. En la nuestra, que también ha desarrollado posibilidades técnicas tan grandes, esto asume un significado aún más dramático. Debemos también mirar a las cosas grandes que han surgido en Europa. De forma diversa no sería posible hoy que todo el mundo experimente de alguna manera la civilización que en Europa se ha desarrollado, si esta civilización no tuviese raíces profundas. Hoy en día tenemos sólo éstas para ofrecer. En cambio asumiendo esta civilización, pero buscando otras raíces, se cae al final en la contradicción ... Creo que esta civilización, con todos sus peligros y sus esperanzas, pueda ser dominada y conducida a su grandeza sólo si aprenderá a reconocer las fuentes de su fuerza; si de nuevo lográramos ver esta grandeza, de manera que restituya la orientación y la importancia a la posibilidad de ser Hombre, tan amenazada; si lográramos de nuevo gozar del hecho de vivir en este continente que ha determinado la suerte del mundo – en el bien y en el mal... Precisamente por esto tenemos el deber constante de redescubrir la verdad, la pureza, la grandeza y de determinar el futuro, para colocarnos por tanto en manera nueva y mejor al servicio de la entera humanidad.

 

RV: Una última pregunta: ¿Cuál es el objetivo ideal a alcanzar con la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia?.


Benedicto XVI:
Seguramente que sobre la juventud sople un viento de renovada fe, principalmente sobre la juventud de Alemania y Europa. En Alemania existen grandes instituciones cristianas, los cristianos llevan a cabo muchas obras de bien, pero existe también mucho cansancio. Estamos, de este modo, enfrascados en resolver cuestiones estructurales, por lo que luego falta el entusiasmo y el gozo que provienen de la fe. Si éste viento lograse hacer revivir en nosotros el gozo de conocer a Cristo, y lograse imprimir una nueva vitalidad a la Iglesia presente en Alemania y en toda Europa, pienso que podremos decir que la Jornada Mundial de la Juventud ha logrado su objetivo.

 

RV:  Santidad, le agradecemos esta entrevista, le deseamos todo bien y la Bendición de Dios para estos, si bien fatigosos, preciosos días que le esperan en Colonia.

 

Benedicto XVI: ¡Gracias!

  Noticias diarias
Resumen semanal
  

Síganos:

Publicidad Adslivemedia.com
(¿Qué es esto? / Reportar anuncio inadecuado)

Videos Youtube

Año de oración por las vocaciones
Año de oración por las vocaciones
Consideran antidemocrático inferiorizar a parejas beneficiarias de Unión Civil
Resumen de noticias 23 de Abril de 2014
Resumen de noticias 22 de Abril de 2014
Resumen de noticias 21 de Abril de 2014
Cardenal Cipriani - Diálogo de Fe 19/04/2014
In Coena Domini Mass
Resumen de noticias 16 de Abril de 2014
The Voice IT | Serie 2 | Battle 1 | Suor Cristina Scuccia Vs Luna Palumbo
Pope's General Audience 2014-04-16
Resumen de noticias 15 de Abril de 2014
Resumen de noticias 14 de Abril de 2014
Boy's dying wish to save mother fulfilled
Resumen de noticias 11 de Abril de 2014
Guaraní 3-0 Cerro Porteño (30/03/14)
Papa Francisco en la homilía: el diablo existe, no tenemos q
Diálogo Maduro-Oposición: Nuncio lee palabras del Papa / Unasur lee comunicado
Resumen de noticias 10 de Abril de 2014
Hijo de Dios | Trailer *Son of God* Diamond Films
Resumen de noticias 09 de Abril de 2014

Videos destacados

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

El increíble Karol Wojtyla

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Lucas 24,35-48

Evangelio
Fecha
24/04/14
23/04/14
22/04/14

Suscríbase al podcastHomilía del día

Lucas 24,35-48

Homilía
Fecha
24/04/14
23/04/14
22/04/14

Las más populares